El rediseño del Espacio Aéreo en el Valle de México ha entrado en operación

Por Oliver Juárez
contacto@caminosdelaire.com

Con la certificación de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), la primera fase del resideño del Espacio Aéreo del Valle de México, que contempla los aeropuertos de Ciudad de México y Toluca del Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM), además del de Puebla y Cuernavaca, ha entrado en operación.

El rediseño, fue realizado basado en el sistema PBN, mismo que ya opera en México desde el año 2005 en los aeropuertos de Cancún, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Acapulco y Zihuatanejo.

En el sistema PBN, la navegación se basa en el “performance” de las aeronaves e incrementa la precisión de las señales gracias al uso de satélites y tecnología digital, permitiendo rutas en el espacio aéreo a través de diferentes altitudes.

Con el rediseño realizado por Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), se pretende realizar una operación de rutas más eficiente para las salidas, llegadas e interconexiones.

Además de la reducción del tiempo de vuelo en 16% de las aeronaves que operen en el SAM según NavBlue, reducción de demoras operacionales, reducción de consumo de combustible y de gases contaminantes, así como la disminución de carga de trabajo para pilotos y controladores de tráfico.

La segunda fase del rediseño del Espacio Aéreo, entrará en operación en marzo de 2022, con la inauguración del Aeropuerto Internacional Gral. Felipe Ángeles (Santa Lucía).


contacto@caminosdelaire.com