Bertha Zerón Nava: La gran pionera de la Aviación Mexicana

Publicado por Caminos del Aire en

Por Víctor Hugo Gutiérrez González
contacto@caminosdelaire.com

Originaria de Pachuca, Hidalgo, donde nació el 23 de junio de 1924. Cursó la carrera de Secretaria Ejecutiva, donde además realizó estudios del idioma inglés, logrando hablarlo con gran fluidez.

Su primer contacto con la aviación se produjo en año de 1942, cuando obtuvo el puesto de secretaria  en la empresa Servicio Aéreo Panini, de ahí paso a Aerolíneas Mexicanas, desempeñándose en el departamento de Operaciones Terrestres.

Por su facilidad en el idioma inglés, consigue trabajar como secretaria en la Comandancia General del Aeropuerto Central de la Ciudad de México, por dos años, de 1945 a 1947, donde pasó a la compañía Taxis Aéreos Nacionales, donde ya ostentó el puesto de Jefe de Operaciones y Control de Vuelo.

Pero el mismo año de 1947, el 25 de febrero, animada por el P.A. Felipe H. García, quien fuera su instructor, obtiene la Licencia de Alumno en la carrera de Piloto Aviador; aunque ella decía que el volar no era para ella, se había dado el primer paso y su vida cambió para siempre.

En el año de 1953, se incorpora al Centro Internacional de Adiestramiento de Aviación Civil, CIAAC, donde fue Jefe del departamento de compras, y estando en el CIAAC, revalida su licencia de alumno, aunque tuvo algunos contratiempos para continuar con los estudios de vuelo.

En 1964, ingresa al Departamento  de Servicios Aéreos de la Secretaria de Obras Públicas (SOP), en el área administrativa, pero ahí es donde consigue el impulso para reactivar sus estudios de piloto aviador y el 23 de octubre de 1964 se da de alta en la Escuela Nacional de Aviación y en solo 25 días, realiza su primer vuelo sola, el 17 de noviembre; pero esto es solo el inicio de una insuperable carrera en la aviación, pues el 7 de marzo de 1965 consigue la licencia de Piloto Privado y la de Piloto Comercial, fue el 8 de junio de 1966 tras alcanzar 200 horas de vuelo; pero no terminó todo ahí, pues tras presentar diversos exámenes teóricos y prácticos y alcanzar 370 horas de vuelo, obtiene la licencia de Instructora de Vuelo, convirtiéndose en la primer mujer mexicana que obtuvo dicho título; esto ocurrió el 18 de junio de 1966.

Siendo ya instructora de vuelo,  se incorpora al personal docente de la  “Escuela de Aviones”, donde dio instrucción a por lo menos un centenar de jóvenes pilotos en un periodo de tres años.

Pero si creían que la aviación de ala fija seria lo que Bertha Zerón haría en la aviación, no fue así, pues fue tal su entusiasmo por volar que ingresó al Club de Paracaidismo Deportivo, convirtiéndose en una paracaidista profesional y llevando a cabo su primer salto el 29 de mayo de 1966, en el campo de salto en Cuautla, Morelos. Participo en el 1er. Campeonato Nacional de Paracaidismo en Acapulco, en 1966 y en el segundo Campeonato, en Cuautla, en 1967.

Para agosto de 1968, toma protesta en la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México, siendo la primera mujer en formar parte de las filas de ASPA.

Llegó el momento de las carreras, sí, las carreras de aviones, donde obtuvo muy buenos resultados; primero en 1968 obtiene un tercer lugar en la México-Guadalajara; para el año de 1969, con el apoyo y patrocinio de ASPA de México participo en la “Power Puff Derby” con un avión monomotor “Mooney”, donde recorrió 2500 millas que empezó en San Diego y terminó en Washington, obteniendo el lugar 56 de poco más de 100 participantes.

El 3 de agosto de 1969, participó en la Monterrey – Monclova – Saltillo. En 1971 en compañía de Noemi Mondragón, participó en la “All Woman International Air Race” entre Columbia, USA y Managua, Nicaragua, en 1972 participó en compañía de su amiga Jackie Kelly en otra edición de la “Power Puff Derby” de Calgary, Canadá a Batton Rouge, Luisiana, EUA; finalmente en 1981, participó en la “Angel Derby”, que cubrió la ruta Los Angeles – Acapulco.

Retomando su historia profesional, en octubre de 1969, ingresa a trabajar a la Escuela Mexicana de Aviación, como instructora. En 1971, tras recibir una invitación del Ing. Alejo Peralta, ingresa a la empresa “Commander Mexicana”,  donde fue piloto demostrador y ejecutivo, volando un Aero Commander 660 e instrucción para el Sabreliner.

Bertha Zerón, se preparó concienzudamente, con apoyo de los instructores Héctor Berthier y Eustolio  Ayala, y volando en el DC 3 del CIAAC. Para presentar los exámenes para obtener la Licencia de Transporte Publico Ilimitado, TPI, para poder ingresar a una aerolínea comercial. En enero de 1972 recibe de manos del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Ing. Eugenio Méndez Docurro, su flamante licencia TPI, además de una efusiva felicitación, pues Bertha, se convertía en la primera mujer que la recibía, y además por muchos años fue la única en poseerla.

En marzo de 1972, la P.A. Bertha Zerón, se convierte en la primera mujer en afiliarse al Colegio de Pilotos Aviadores de México, A. C.; ahora era “Berthita” como se le comenzaba a conocer en el medio aeronáutico nacional.

El haber obtenido la licencia TPI, la hizo merecedora de un reconocimiento de parte de la Dirección General de Aeronáutica Civil, razón por la cual le es otorgada la presea “Emilio Carranza” el 8 de enero de 1973. Nuevamente Berthita vuelve a ser la primera, ahora por recibir esta presea. Y los reconocimientos no paran, pero es porque realmente lo merece, el 28 de febrero de 1974, la Asociación Mexicana de Redactores de Aviación le otorga el “Ícaro de Plata”.

Llega el año de 1975, y en el mes de febrero ingresa al CIAAC, pero ahora como instructora, donde un gran número de jóvenes pilotos fueron hechos a mano por Berthita. En enero de 1978 vuelve a recibir la prese “Emilio Carranza”, pero ahora por el mérito propio tras alcanzar las 10,000 horas de vuelo.

Finalmente, y ante la situación económica del país, en el año de 1982, renuncia al CIAAC, para volar el avión de un importante empresario mexicano, era un Hawker 125-200 el cual voló hasta 1996, año en que decide retirarse.

A lo largo de su carrera, Berthita voló hasta 47 tipos de aeronaves, desde pistón, turbohélices, hasta Jets, incluso por una invitación especial, mientras el CIAAC se encontraba en la Base Aérea Militar Núm. 1, en Santa Lucia, voló el Lockheed T-33; participó en 8 carreras aéreas donde obtuvo muy satisfactorios resultados y también en 2 campeonatos nacionales de paracaidismo.

Fue realmente toda una pionera de nuestra aviación, estableció muchas primeras veces, aunque de forma involuntaria, pero resultado de su tesón, de su esfuerzo y sobre todo, de su gran pasión, que tuvo por la aviación. Definitivamente toda una Dama del Aire.

Bertha Zerón Nava, falleció en la Ciudad de México, el 25 de diciembre del año 2000.