Air France establece controles de temperatura y el uso obligatorio de cubrebocas

Publicado por Caminos del Aire en

Para garantizar el máximo nivel de seguridad sanitaria, Air France implementa de forma progresiva controles de temperatura a la salida de todos sus vuelos. Estas verificaciones sistemáticas se realizan con termómetros infrarrojos sin contacto.

Se requiere una temperatura corporal inferior a 38 °C para viajar. A los clientes cuya temperatura sea más alta que esto se les puede negar el embarque y su reservación se cambiará sin cargo adicional a un vuelo en una fecha posterior.

También, desde el 11 de mayo de 2020, el uso de cubrebocas es obligatorio en todos los vuelos operados por Air France, en aplicación de las instrucciones vigentes en Francia, sobre el uso de cubrebocas o mascarillas en los transportes.

Los clientes son notificados sobre estas nuevas medidas a través de todos los canales de comunicación de la línea aérea (correo electrónico, sms, sitios web) antes de su salida.

Estas medidas se suman a las medias ya implementadas por Air France, y sus socios, en respuesta a la situación sanitaria ocasionada por el COVID-19, que incluyen:

  • El uso obligatorio de un cubrebocas por parte de todos los miembros de la tripulación y personal en contacto con los clientes.
  • En el desarrollo del recorrido que realizan los pasajeros en tierra con la aplicación de medidas de distanciamiento físico durante todo su paso por el aeropuerto y la instalación, siempre que sea posible, de protecciones de pantallas de plexiglás en los aeropuertos
  • El establecimiento de una distancia física a bordo siempre que sea posible. En la mayoría de los vuelos, las bajas tasas de ocupación actuales permiten que los clientes viajen separados. En los casos en los que esto no sea posible, el uso de un cubrebocas por parte de todos los pasajeros y de la tripulación garantiza una protección adecuada de la salud.
  • El refuerzo de los procedimientos diarios de limpieza de aeronaves, con desinfección de todas las superficies en contacto con los clientes, como reposabrazos, compartimientos o pantallas El establecimiento de un procedimiento específico para desinfectar aeronaves periódicamente rociando un producto virucida aprobado cuya duración de efectividad es de diez días.
  • El ajuste del servicio a bordo para limitar las interacciones entre clientes y miembros de la tripulación. En vuelos domésticos, y vuelos hacia Europa, se suspenden los servicios de alimentos y bebidas. Para vuelos de larga distancia, el servicio en la cabina es limitado y se privilegian los productos empacados individualmente.
  • Conjuntamente, el aire a bordo se renueva cada 3 minutos. El sistema de aire de los aviones de Air France está equipado con filtros de aire particulado de alta eficiencia o filtros High Efficiency Particulate Air (HEPA, por sus siglas en inglés), idénticos a los utilizados en los quirófanos. Estos filtros extraen más del 99,99% de los virus más pequeños, incluidos aquellos cuyo tamaño no supera los 0,01 micrómetros, lo que garantiza la conformidad del aire de la cabina con los estándares de calidad. Los virus de coronavirus, que varían en tamaño de 0,08 a 0,16 micras, se filtran mediante filtros HEPA.

Air France reitera que la salud y la seguridad de sus pasajeros y personal es un imperativo absoluto. Todos los equipos de la compañía están totalmente movilizados para garantizar a sus clientes el máximo nivel de seguridad sanitaria y, por lo tanto, garantizarles que podrán viajar con confianza.


contacto@caminosdelaire.com