75 ANIVERSARIO DEL IZAMIENTO DEL LÁBARO PATRIO EN LAS FILIPINAS

Publicado por Caminos del Aire en

Por Víctor Hugo Gutiérrez González
contacto@caminosdelaire.com

Corría el año de 1942 y la Segunda Guerra Mundial se expandía por el mundo, con la entrada de los Estados Unidos al conflicto, el continente americano se veía cada vez más expuesto al mismo. Nuestro país desde un principio se declaró nación neutral, sin embargo se veía comprometido con los países aliados, en el suministro de materias primas.

En mayo de 1942, nuestro país fue objeto de una agresión por parte del gobierno alemán, el 13 de mayo fue hundido el buque petrolero “Potrero del Llano” y siete días más tarde, el “Fajo de Oro”, ambos en el área del   Golfo de México.

Ante este agravio, el 22 de mayo el entonces Presidente de la Republica, Gral. Manuel Ávila Camacho, decreta un estado de Guerra entre México y las Potencias del Eje: Alemania, Italia y Japón. Es a través de la embajada de nuestro país en Suecia que se envió la notificación a los países involucrados, y mientras Italia y Japón no contestan, Alemania simplemente hace caso omiso y no responde. El 28 de mayo de 1942,  El presidente Ávila Camacho comparece ante el H. Congreso de la Unión, para explicar las razones de la expedición del Decreto de Esta de Guerra y solicitar su respectiva aprobación, la cual es otorgada el día 30 de mayo y publicada el día 1ro. de junio de 1942 por el H. Congreso de la Unión.

Después de esta fecha, cuatro buques mexicanos son atacados en aguas del Golfo de México, el Tuxpan el 26 de junio; Las Choapas el 27 de junio; el Oaxaca el 27 de julio y el Amatlán el 4 de septiembre del mismo año.

Es el 8 de mayo de 1944, tras ser aprobado por el Senado de la República, el presidente Ávila Camacho da el anunció a la opinión pública sobre el envío de tropas de soldados mexicanos a ultramar, Indicando sus fuerzas participaran en la liberación de las Filipinas.

A principio del mes de julio de 1944 es conformado una unidad, que sería enviada al teatro de guerra, teniendo como base a personal de la Fuerza Aérea Mexicana, esta unidad fue integrada por 38 pilotos, 4 oficiales de diferentes armas y por 249 soldados de tierra, integrantes de todas las armas y servicios del Ejército Mexicano.

El día 21 de julio, en las instalaciones del Campo Aéreo de Balbuena, el Presidente Manuel Ávila Camacho pasa revista a los integrantes del recién creado Escuadrón Aéreo 201.  Solo tres días después, el 24 de julio, el Escuadrón 201 partió de la Estación de Trenes de Buenavista, hacia Nuevo Laredo, y de ahí al San Antonio para llegar a la Base Aérea de Randolph Field, para iniciar su adiestramiento, el cual terminaron en la Base Aérea de Major´s Field en Greenville, Texas.

El 22 de febrero de 1945, tras finalizar su entrenamiento, el Escuadrón 201 es abanderado en las mismas instalaciones de Major´s Field. El entonces Secretario de la Defensa, General de División Francisco L. Urquizo, quien asistió con la representación presidencial y acompañado de altos mandos del Ejército y Fuerza Aérea de ambos países, encabezó la solemne ceremonia donde se hizo entrega de la Bandera Nacional a la que a partir de ese día quedo constituida como Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana.

Como comandante de la recién creada FAEM, quedó designado el Coronel  Antonio Cárdenas Rodríguez, y el comandante del Escuadrón de Pelea 201, fue el Capitán Radamés Gaxiola Andrade.

La FAEM se conformó por dos grupos, el primero fue el grupo de vuelo integrado por 42 oficiales y 98 oficiales de tropa, mientras que el segundo, el de tierra se integró con cuatro oficiales y 144 oficiales de tropa; y el Escuadrón de Pelea 201 se conformó con 30 pilotos y al cual le serian asignadas en su momento 18 aeronaves Thunderbolt Republic P-47.

El 27 de marzo de 1945, a bordo del buque clase Liberty, el “Fair Isle”, partió de San Francisco, Ca., con la FAEM abordo, con destino a las Filipinas, a donde arribaron el 1ro. de mayo.

A su llegada a Filipinas, a la Bahía de Manila, la FAEM realizó el desembarco y al llegar a la playa, fue recibido por el Cónsul Honorario de México en Filipinas, el Sr. Alfredo Carmelo, de nacionalidad filipina, junto con el General George Kenney, Jefe de las Fuerzas Aéreas Aliadas en el Pacifico Sur y el  Teniente Coronel Arthur Kellond de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Tras el recibimiento, el escuadrón se trasladó a la estación de trenes de Florida Blanca, a las afueras de Manila y de ahí, por tren a la Base Aérea de Porac, a 80 kilómetros de la capital filipina. Finalmente los soldados mexicanos habían llegado al teatro de guerra.

2 de mayo de 1945

En punto de 06:00 de la mañana, en la Base Aérea de Porac, todo el escuadrón se encontraba listo, con el uniforme impecable, y con armas en la mano, formado en tres filas frente a una improvisaba asta colocada en el centro del campamento. Entonces se comenzó a escuchar el toque de bandera y nuestro lábaro patrio comenzó a ser izado y la emoción se apodero de todos los presentes.

Ese día por primera ves en la historia de nuestro país, nuestra bandera fue izada por una unidad militar mexicana, en territorio extranjero y en medio de conflicto armado, México estaba ya de lleno en la Segunda Guerra Mundial.

La FAEM participó en un total de cincuenta y nueve misiones de combate efectivo, acumulando 1,290 horas de vuelo y con un muy alto porcentaje de efectividad.

A 75 años, de este importante evento en la historia de nuestro país.