Del “Danubio al “Ciudad de Tokio”

Por Víctor Hugo Gutiérrez González
contacto@caminosdelaire.com

KLM, la aerolínea de bandera del Reino de Holanda, había iniciado operaciones en nuestro país en el 27 de octubre de 1952, una de las primeras aerolíneas europeas en volar a México, el 12 de julio de 1960 fue la primera aerolínea en establecer el primer servicio aéreo regular en JET, con un DC8 entre Amsterdam y la Ciudad de México.

Pero definitivamente otro de los grandes hitos de KLM en nuestro país, fue la introducción de nuevo gigante de Boeing el 747, en el mercado mexicano. KLM fue la primera línea aérea en establecer un servicio regular con el novedoso “Jumbo” 747 en nuestro país. El 2 de noviembre de 1971, poco después de la 1 de la mañana, aterrizaba en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el Boeing 747-206B, PH-BUC, “The Danubio”,  al mando del capitán A. Ravenhill. Con esto, México entraba de lleno a la era de los Jumbos. La ruta era Amsterdam – Montreal – Houston – Ciudad de México.

En 1976, KLM comienza a operar aeronaves Boeing 747-200 Combi, en su ruta Europa-México y se cancela la escala en Montreal.

Para 1984, se introducen los Boeing 747-300M, que contaban con la cabina superior extendida y ofrecían una mayor capacidad de pasajeros.

En mayo de 1992, se KLM nuevamente vuelva a revolucionar el servicio aéreo entre México y el Viejo Continente, al operar el Boeing 747 serie 406M. Además de establecer vuelos sin escalas entre Ámsterdam y Ciudad de México, con el nuevo avión se extiende la ruta hasta la ciudad de Guatemala, contando con la Quinta Libertad entre México y Guatemala, ofreciendo un servicio único en su clase entre ambos países. Servicio que se mantiene hasta otoño de 2004.

En la actualidad KLM ha mantenido una operación diaria y sin escalas entre la Ciudad de México y su centro operacional que es el aeropuerto de Schiphol en Ámsterdam, con sus equipos 747-406M Combi, conectando de esta forma a México con prácticamente todo el mundo. A lo largo de 49 años de operar el 747 en nuestro país, KLM ha sido realmente reconocida, como lo mencionaba su eslogan en los años setenta y ochenta, como la “Línea Aérea Konfiable” y forma ya parte esencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Hoy, ante los problemas que enfrenta la industria aérea, la aerolínea holandesa se ha visto en la necesidad de reordenar su operación y reajustar su flota, por lo cual ha adelantado la salida del 747 de su flota y hoy 28 de marzo de 2020, se realizaran los últimos vuelos del 747, siendo el vuelo KL686 operado con el B747-406M, con registro PH-BFT, “Ciudad de Tokio”, en la ruta Ciudad de México-Amsterdam, el último en arribar al Aeropuerto Internacional de Schiphol, cerrando de esta forma una etapa gloriosa en la industria de la aviación comercial mundial.