NAIM o Santa Lucía: El dilema interminable

¿Será más viable continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México o continuar operando el actual aeropuerto con una ampliación y adaptación de la Base Aérea Militar de Santa Lucía para poder operar como aeropuerto comercial? Esta ha sido una pregunta que ha dado mucho de qué hablar en los últimos meses y ha sido un tema que ha cobrado relevancia a nivel nacional debido a la consulta popular que realizará el equipo de transición del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador del 25 al 28 de octubre.

La decisión que se tome no sólo repercutirá en el sector del transporte aéreo nacional e internacional, sino que también en el sector económico, financiero y ambiental y tendrá un impacto urbano y social para nuestro país. Por eso es menester conocer los aspectos técnicos y operativos, así como los pros y los contras de cada uno de los proyectos que presenta el equipo de transición.

Es por ello que el Colegio de Ingenieros Mexicanos en Aeronáutica (CIMA) se encargó de realizar un análisis técnico basado en documentos emitidos por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), los  Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM),  la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y  la asociación comercial Airports Council International (ACI) en donde se compara el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México con la ampliación y adaptación de la Base Aérea Militar de Santa Lucía para determinar la opción más viable considerando la demanda y capacidad de servicios, los parámetros requeridos por las normas y mejores prácticas profesionales y el crecimiento socioeconómico que generaría cada uno de los proyectos.

Antecedentes del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (MEX/MMMX)

De acuerdo a estudios de proyección máxima de demanda realizada por la OACI en conjunto con Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) cuando empezó a operar la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en, se proyectó una demanda máxima de pasajeros atendidos al año de 34.56 millones de pasajeros. Sin embargo, en 2017 se rebasó esta expectativa en un 30%, alcanzado la cifra de 44.73 millones de pasajeros atendidos en el actual aeropuerto.

El actual AICM cuenta con 2 pistas paralelas separadas entre sus ejes 305 metros lo que impide la operación simultánea de despegues y aproximaciones. Esto hace que se tengan operaciones secuenciales, teniendo como preferencia la pista 05R para aterrizajes debido a que cuenta con sistema de aterrizaje por instrumentos (ILS) y la pista 05L para despegues y como consecuencia un límite máximo de 61 operaciones por hora.

Un punto a destacar es que ya no es factible otra ampliación en el AICM debido a que el aeropuerto está limitado por el desarrollo habitacional en su inmediación. Además, con la ampliación de calles de rodaje, pistas y plataformas que se realizó hace un par de años para poder atender de manera segura al Airbus A380, se llegó a la máxima capacidad instalada en el aeropuerto.

Considerando que en los últimos cinco años la demanda operacional ha registrado un crecimiento del 10% anual, se estima que en el 2021 el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México estará superando su capacidad máxima de operación y será necesario adoptar la mejor solución a inmediato y largo plazo con argumentos técnicos, operativos y jurídicos para atender esta creciente demanda.

Base Aérea Militar de Santa Lucía (NLU/MMSM)

Está ubicada al sureste del municipio de Zumpango, Estado de México a 35 km del actual AICM. Está construida en terrenos que anteriormente eran ocupados por el Lago de Xaltocan. La pista con la que cuenta, la 04/22, tiene una longitud de 3.45 km y una anchura de 75 m haciéndola la aeropista más ancha de México.

El proyecto de ampliación y adaptación de Santa Lucía como aeropuerto comercial contempla un área de 23.2 kilómetros cuadrados donde se planea construir una pista de 5.1 km, otra de 4.6 km, una base aérea de 4.7 km2, una torre de control, una terminal con 33 posiciones, pistas de rodaje y un edificio de servicios. Además, el aeropuerto tendría una vialidad de acceso que conectaría con el Circuito Exterior Mexiquense, así como un tren rápido con conexión al actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. El costo estimado para concretar este proyecto ronda en los 70 mil 342 millones de pesos.

Plan Maestro del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía

Los aspectos a considerar para que Santa Lucía pueda operar como aeropuerto comercial son los siguientes:

  • Será necesario mediante decreto desincorporar a la base aérea de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y transferirse a la SCT para iniciar el otorgamiento del título de concesión una vez que se reúnan los requisitos correspondientes.
  • Se necesitará lograr la regularización de la infraestructura e instalaciones del uso militar a los requerimientos civiles, así como obtener la certificación del aeródromo, sus instalaciones y servicios.
  • Tomando en cuenta la construcción del Aeropuerto de Palenque y de la segunda pista del Aeropuerto de Cancún se requerirán de 5 años para realizar estudios y proceso constructivo y esto dependerá forzosamente del cumplimiento de las capacidades técnicas, administrativas, jurídicas y financieras del proyecto.
  • Se requerirá implementar procedimientos de navegación basada en performance (PBN) compatibles para utilizar a Santa Lucía y el AICM simultáneamente desde el punto de vista del control de tránsito aéreo.
  • Se deberá adquirir terreno adicional para la construcción de las pistas y de la terminal aérea e instalar el sistema de luces en la pista existente, así como la instalación de plataformas, calles de rodaje, hangares de mantenimiento, estacionamiento vehicular y terminal multimodal.
  • El cambio de orientación generaría cruzamientos en la aproximación, baja operatividad y poca eficiencia del uso y capacidad del aeropuerto por la configuración de la terminal.
  • La conectividad tanto con la Ciudad de México como con el actual AICM se ve limitada con la construcción de infraestructura para el transporte público ya que ya no es posible realizar ampliaciones en las principales vías de acceso a Santa Lucía (Autopista México-Pachuca, Vía Morelos).
  • Se deberán reinstalar las instalaciones existentes de la Fuerza Aérea Mexicana.
  • Se tendrá que buscar la rentabilidad respecto a costos adicionales en los que incurrirían las aerolíneas por operar dos aeropuertos al mismo tiempo en lugar de uno (duplicidad de operaciones, aviones, trabajadores, equipos).
  • La inversión y tiempo requeridos para la adecuación de Santa Lucía operando simultáneamente con el AICM resolvería la operación únicamente a mediano plazo (5 años), plazo en que se prevé inminente saturación con los riesgos implícitos que esto atrae.
  • A consecuencia de ello, se requerirá del desarrollo que resuelva la saturación de Santa Lucía-AICM para los próximos 50 años.

Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM)

Estará ubicado en la Zona Federal del ex Lago de Texcoco en el Estado de México a 15 km del centro de la Ciudad de México. Actualmente se están construyendo las pistas 17L/35R y 18R/36L que tendrán una longitud de 5 km y la pista 01R/19L que tendrá una longitud de 4 km. Se tiene planeado que se construyan también la pista 17R/35L, 01L/19R y 17R/35L que tendrán una longitud de 4.5 km.

El NAIM contempla un área de 44.3 kilómetros cuadrados en donde en la primera etapa se construirá una terminal de pasajeros con 94 puertas de contacto y 42 puestos de estacionamiento para aeronaves remotas. Al concluir el proyecto se pretende contar con 159 puertas de contacto y 51 remotas.

Con respecto a conectividad con el aeropuerto, se tiene planeado construir, ampliar y mejorar vialidades e intersecciones que conecten a la Ciudad de México con el NAIM y se tiene un plan a corto plazo que consiste la construcción de líneas de autobuses BRT como Pantitlán-NAIM a cargo del Metrobús de la Ciudad de México y Vía Morelos-NAIM a cargo del Mexibús del Estado de México, así como la ampliación de las líneas 4 y 6 del Metrobús hacia el Nuevo Aeropuerto. Así mismo, se tiene una propuesta para construir un tren rápido para conectar a Observatorio con el actual AICM y posteriormente con el NAIM cuya licitación se tiene planeado que empiece el próximo año.

Plan Maestro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM)

Se estima que el costo de construcción del NAIM ronda en los 285 mil millones de pesos del cual el 70% corresponde a inversión privada. Actualmente, el Nuevo Aeropuerto cuenta con un 32% de avance de construcción y su cancelación tendría un costo aproximado de 120 mil millones de pesos.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México cumple con los siguientes parámetros:

  • A diferencia de Santa Lucía, el NAIM cuenta con un estudio de factibilidad que consiste en un análisis técnico, operativo y financiero, un estudio de impacto económico, ambiental, urbano y social y en el sector transporte en el país
  • El NAIM presenta un título de concesión a 50 años.
  • El Gobierno Federal cuenta con la propiedad y legal disponibilidad del predio.
  • Con apoyos técnicos internacionales, se está desarrollando un proyecto que atienda las demandas de operación proyectadas a largo plazo y que cuente con capacidad portante de las superficies, pistas, plataformas y calles de rodaje.
  • Aprovecha la posición geográfica del país para poder ser un aeropuerto hub, fortaleciendo la seguridad y facilidad a la conectividad de los pasajeros en vuelos nacionales e internacionales.
  • Se minimiza el riesgo en cuanto los procedimientos de navegación por la concentración de las operaciones y no se tienen interferencias al tránsito aéreo al no operar de manera simultánea otras terminales aéreas en la proximidad (Cabe resaltar que con la operación del NAIM se cerrará tanto el AICM como Santa Lucía).
  • Se aprovechará al máximo la infraestructura y el espacio aéreo para la operación al tener operaciones simultáneas.
  • Con las correctas adaptaciones del terreno, se puede operar un aeropuerto en inmediata proximidad a cuerpos de agua tal y como ocurre en el Aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol o Tokio-Haneda por citar algunos ejemplos.
  • Con estimación de pasajeros anuales, el TUA promedio y otros ingresos derivados del beneficio de la industria turística y servicios locales y regionales, se estima un promedio de ingreso anual de hasta 2.3 billones de dólares.

En conclusión, es inminente la construcción de un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México derivado al rápido crecimiento de demanda de vuelos y pasajeros a consecuencia del crecimiento económico, urbano y social que ha tenido la ciudad y el país en los últimos años. Sin embargo, la elección cualquiera de las propuestas presentadas tendrá que realizarse de tal manera que se tenga el máximo beneficio económico para el país y que también tenga una repercusión positiva en la industria aérea, turística, de comercio, servicios y, sobretodo, de la sociedad civil en general.


Roberto Tirado
contacto@caminosdelaire.com