¿Qué hace a un piloto bueno en su labor?

Hoy en día se dice entre voces que los pilotos con el apoyo de la automatización se han dedicado más a programar que volar un avión. Que se engarza el piloto automático después de levantar el vuelo y minutos antes de tocar pista.

Entremos en un contexto histórico donde los pioneros de la aviación realmente se preocupaban mas por no morir y controlar su avión que en si una navegación. Al paso de unos años estas maravillosas maquinas se adaptaron como maquinas de guerra. Donde hasta el día de hoy este es el factor principal de innovación en cualquier sector.

Paso a paso la aviación creció y la necesidad de mover pasajeros como el transporte aéreo requirió que los navegantes alados innovaran su forma de moverse más rápido y seguro. Desde la navegación estima, radionavegación, navegación celeste, hiperbólica, a través de inerciales, como la GNSS.

Todas con el fin de hacer más precisa la trayectoria de las aeronaves. Evitar errores de ubicación, desorientación, evitar el mal tiempo para así poder saturar cada vez más el espacio aéreo, como lo será el sistema ADS-B que para el 2020 toda aeronave que vuele en Estados Unidos deberá tenerlo. Sobra decir que cada una reduciendo el trabajo de los pilotos, cada vez con menos carga cerebral. No obstante esto solo es una parte. ¿Dónde queda la parte de controlar el avión?

Estimado entusiasta de la aviación, lamentablemente mientras más sistemas de control como el “Fly-by-Wire” entre otros sistemas computarizados tenga equipado tu aeronave, menor el acercamiento a volar será.

En palabras del capitán Mike Carriker piloto de pruebas del 787, que ha volado más de 46 aeronaves diversas, como lo es el Lockheed Constellation “Me gusta volar estas aeronaves, porque las poleas, cables y mecanismos sencillos hacen que te conectes al avión y puedes sentir que la aeronave es parte de ti”.

Si juntamos un sistema de navegación avanzado con sistema de control automatizado realmente el trabajo de un piloto es tener “técnica de vuelo”. Es decir que un piloto se adiestra hoy en día para controlar parámetros en cabina, como un administrador de una maquina. Recordemos esta letanía ” Volar, Navegar, Comunicar y Administrar”

Es muy probable que un piloto siguiendo la letanía anterior nunca sufra un percance. Donde la técnica de vuelo es seguir ese orden sistemático, procedimientos, listas de verificación y procedimientos anormales.

Se cree entre el medio aeronáutico que un piloto que toca suave en pista es un buen piloto, y probablemente tenga la habilidad para controlar su aeronave. Pero un piloto realmente bueno es aquel que conoce teóricamente el trabajo que desempeña, se prepara y sigue procedimientos.

El capitán Sullenberger en su hazaña con un aparato 320 en el río Hudson, su mayor reconocimiento no fue el amerizaje, fue el criterio que tuvo para tomar una decisión en el segundo preciso. El criterio solo se forma con conocimiento.

Es difícil que un piloto que vuela bien, obtenga el criterio por exceso de confianza, que lo lleva a fallar en todo lo demás, pero aquel que no es tan bueno, pero sigue procedimientos por consecuencia en su mayoría aprende a volar bien.

En conclusión al día de hoy, desde un contexto tecnológico, globalizado. Un avión de manera general (comercial), no se vuela, se administra. Esto con técnica de vuelo, no con habilidad para controlarlo. Lo que realmente hará bueno a un piloto será el criterio.


Ing. Samuel Reyes
contacto@caminosdelaire.com