Análisis técnico sobre las alternativas aeroportuarias del Valle de México

Publicado por Caminos del Aire en

  • Operar dos aeropuertos daría como resultado una saturación dentro de 5 a 8 años de acuerdo con cifras que analizan el crecimiento nacional de los últimos años , que es del 6 al 7 %
  • El Proyecto NAICM Texcoco ofrece la posibilidad de atender el crecimiento proyectado de la aviación nacional para los siguientes 30 a 40 años.

El Colegio de Pilotos Aviadores de México (CPAM), dio a conocer el análisis técnico realizado según las opciones planteadas por el Gobierno Electo para el escenario aeroportuario del Valle de México.

Dicho estudio se realizó con bases en el sustento de las operaciones aéreas puedan realizarse con mayores niveles posibles de seguridad, conectividad y eficiencia según la visión técnica estipulada en las normas y Métodos recomendados en los Anexos 9, 10, 11, 12, 14, 16, 17 y 19 de la Organización Civil Internacional (OACI) y en lo recomendado en los documentos 9774, 9157, 9859, 9261, 9365, 9184 (partes de 1 a 3), 9426, 9137(Partes 1 a 9),9643, 9829, 9911, 9981, 8168 y las circulares AC 150 de la FAA sobre los siguientes aspectos.

  • El espacio aéreo resulta ser uno de los factores más significativos en la recomendación definitiva de un sitio para un nuevo aeropuerto.
  • La construcción de las instalaciones físicas de todo aeropuerto, sean o no aeronáuticas;
  • El desarrollo de planes para la utilización de los terrenos sitos en las zonas que lo rodean;
  • La determinación de las repercusiones que la construcción y explotación del aeropuerto pueden tener en el medio ambiente;
  • La determinación de las necesidades del aeropuerto en materia de vías de acceso.

Durante el posicionamiento en donde también presentaron su análisis los Colegios de Profesionistas de la Industria Aeronáutica, Heriberto Salazar, presidente del CPAM explicó que operar dos aeropuertos simultáneamente como lo sería la Base Aérea de Santa Lucia y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), daría como resultado una saturación dentro de 5 a 8 años, de acuerdo con cifras que analizan el crecimiento nacional de los últimos años, que es del 6 al 7%.

“El proyecto de santa lucía no contempla las características recomendadas por el documento 9184 parte 1 de la OACI, el cual aborda el proceso de planeación, financiación, evaluación, selección de sitio y estudio aeronáutico para la construcción de un nuevo aeropuerto, por el contrario, el proyecto presentado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha dado prioridad a conceptos no aeronáuticos”, destacó Heriberto Salazar.

El CPAM advierte que la información presentada por el equipo de transición es escasa y no satisface los requerimientos mínimos para su análisis: no especifica el ancho de las pistas, no proporciona información referente al tipo de avión, ni si el aeropuerto cumplirá parcial o en su totalidad con las características de un aeropuerto Letra clave F o inferior (envergadura desde 65 hasta 80 m), por otro lado, no se encuentra disponible un estudio de impacto ambiental.

“Cabe señalar que las características orográficas de Santa Lucía dificultan las operaciones de baja visibilidad, con la consecuente afectación al servicio ya que los mínimos de aproximación serían superiores a los estándares internacionales, e inclusive mayores a los del AICM”, destacó el presidente de CPAM.

Por otro lado, el análisis de la información presentada por el proyecto NAICM Texcoco está realizado bajo las recomendaciones del  Doc. 9184 del Manual de Planificación de Aeropuertos, parte 1, 2 y 3 en todos sus capítulos para el proceso de planeación, financiación, evaluación, selección de sitio y el estudio de la parte aeronáutica, planificación de la utilización de los terrenos próximos al aeropuerto y de los aspectos ambientales.

Por lo anterior, el CPAM apoya la continuación de la construcción del aeropuerto de Texcoco denominado NAIM. El proyecto NAIM Texcoco ofrece la posibilidad de atender el crecimiento proyectado de la aviación nacional para los siguientes 30 a 40 años, además de que su diseño tiene la finalidad de ser un centro de conectividad que ofrezca la posibilidad de atraer mayor cantidad de pasajeros con las favorables repercusiones en crecimiento de la economía.

“Hacemos un llamado para que elevemos el nivel de discusión, el NAIM nos ha puesto en el horizonte solo una pequeña parte de las necesidades de la industria nacional: la infraestructura aeroportuaria en conjunto con la urgente necesidad de actualizar el marco regulatorio nacional, el fortalecimiento de la autoridad del sector, los convenios de servicios aéreos con nuestros socios internacionales, la regulación correcta del sector y la preparación urgente de la siguiente generación de especialistas que requerirá la industria nos llevan a convocar a los actores nacionales a establecer una política aeronáutica integral donde cada uno de estos temas sean abordados y establecidos por el Estado Mexicano para terminar de una vez por todas con la incertidumbre que ha generado la falta de un proyecto nacional a largo plazo”, declaró Heriberto Salazar.

 


Roberto Aguilar Guzmán
contacto@caminosdelaire.com

Categorías: Noticias