AeroMéxico presenta su nuevo 787-9

Fue el pasado Jueves 20 de octubre que en ceremonia organizada para los medios de comunicación, Aeroméxico presentó formalmente su más reciente incorporación a la flota. Se trata de “Quetzalcóatl”, el primer 787-Dreamliner en su versión 9 que llega para la aerolínea bandera del país.

En un breve discurso, el Dr. Andrés Conesa, Director General de Aeroméxico nombró a esta nueva aeronave como la insignia de la Compañía, ya que además de ser la versión más moderna del 787 hasta la fecha, se trata de un avión con livery especial, el cual destaca de manera importante motivos mexicanos en su pintura inspirados en las tradiciones y cultura mexicana, lo cual lo convierte automáticamente en un embajador del país ante el resto del mundo.

“Estamos en el club selecto de aerolíneas en recibir el 787-9” mencionó el Doctor Conesa al final de su presentación.

Cabe destacar que de este avión, Aeroméxico espera 9 unidades más; mismas que con su llegada irán sustituyendo paulatinamente los equipos 777 de la compañía. El objetivo, a palabras del Doctor Conesa, será homologar la flota solo a aviones 737 y 787, tratando con ello de reducir los costos en mantenimiento y el consumo de combustible principalmente.

Donna Hrinak, Vicepresidente de Boeing para América Latina quien estuvo presente en la ceremonia, también tomó la palabra durante el evento. Destacó lo importante y estable de la relación comercial entre Boeing y Aeroméxico, relación que tiene poco más de 55 años. Aprovechó el foro para dar las gracias a la aerolínea, quien ha sido parte importante en el progreso que ha tenido la marca hasta la fecha justo ahora que celebran sus 100 años.

Cabe destacar que esta aeronave representa un 57% menos de contaminación auditiva, consume un 23% menos de combustible y emite un 20% menos de CO2 comparado contra aviones de  tamaño similar. Proporciona mayor cantidad de asientos sin sacrificar confort, la humedad en la cabina de pasajeros es más elevada y el aire de la misma más limpio siempre pensando en la comodidad del pasajero.

Entre otras bondades, el nuevo 787-9 para Aeroméxico está equipado con pantallas individuales de 18” para Clase Premier y pantallas de 11” para la Clase Turista, además de que prevé mayor espacio para los compartimientos internos de equipaje. Esta unidad cuenta ya con WiFi a bordo el cual estará disponible para los pasajeros.

Muy importante mencionar que tratando de ampliar la comodidad del viajero en Clase Premier, ésta ha configurado sus asientos en 1-2-1, lo cual significa sacrificar plazas a cambio de espacios más cómodos; a esto le llaman el “All Aisle Access”; acceso al pasillo desde cualquier asiento de dicha sección. Además de ello, todos los asientos para Clase Premier cuentan con modernos controles “touch screen” que le permiten al pasajero controlar las distintas posiciones del asiento así como manipular el sistema de entretenimiento a bordo.

Para todos los viajeros volando en esta clase, Aeroméxico ha considerado una pequeña área de Bar que entre otras cosas provee una cafetera “Self Service” disponible durante todo el vuelo.

Mientras tanto, en clase turista, también hay cambios. El tamaño de las pantallas es el más significativo. Ahora los pasajeros disfrutaran del entretenimiento a bordo en displays de 11” pulgadas. Cambios en los asientos también fueron mencionados. Ahora son más cómodos en relación a la versión 8 del 787.

Este nuevo desarrollo de Boeing  tiene las ventanas más grandes de la industria. Son un 30% mayor a las de otras aeronaves de su tipo como lo son el A330 o el 767. Esto le permite a los pasajeros, tener visión hacia el exterior prácticamente desde cualquier ubicación dentro del avión. Además todas las ventanas del Dreamliner reducen la cantidad de luz del exterior hacia el interior de la cabina; misma que se puede controlar a través de un sistema electrónico que obscurece las ventanas.

En su primera etapa “Quetzalcóatl” estará realizando viajes a Tijuana, para posteriormente cubrir las rutas hacía Paris y Madrid.

Aeroméxico prevé en una segunda etapa con la llegada paulatina de los equipos restantes 787-9 cubrir vuelos a los destinos internacionales más importantes que hoy día tiene la aerolínea como lo son: Los Ángeles, Nueva York, Londrés, Shangai, Tokio y próximamente Amsterdam.

Se mencionó la apertura de un tercer destino para Asia, para lo cual el 787 en su versión 9 es el equipo ideal; pues su autonomía le permite cubrir la ruta completa sin escalas durante el trayecto.

Ahora a esperar a que “Quetzalcóatl” comience a surcar los cielos de México y el mundo como en el pasado lo hacía la “serpiente emplumada”