Air Canada cumple 85 años y dona un avión Lockheed L-10A Electra original

Publicado por Caminos del Aire en

Air Canada cumple 85 años y para celebrarlo, dona un avión Lockheed L-10A Electra original al Museo Real de Aviación del Oeste de Canadá, ubicado en Winnipeg.

El avión con matrícula CF-TCC que fue adquirido por Trans Canada Air Lines  (TCA) en 1937, ha realizado su último vuelo desde el hangar de la aerolínea a la sede del museo, donde será puesto en exhibición permanente.

«No hay mejor preservación y conmemoración para uno de nuestros aviones originales que tener CF-TCC en exhibición permanente en Winnipeg, que fue uno de los centros originales de TCA cuando la aerolínea comenzó a operar, en 1937, gracias a su ubicación central en nuestro país. Air Canadá tiene una larga y rica historia que conecta a los canadienses de costa a costa y que continúa hasta el día de hoy; todo comenzó con el Lockheed L-10A, hace 85 años. Mientras celebramos nuestro 85º aniversario, marcamos este hito al asegurarnos de una parte tan importante de la historia de la aviación canadiense estará disponible para que los canadienses y los entusiastas de la aviación la disfruten durante muchos años», dijo el capitán Murray Strom, vicepresidente sénior de operaciones de vuelo de Air Canada.

 

«Estamos muy contentos de que el CF-TCC haya aterrizado en el Royal Aviation Museum y ahora sea parte de nuestra colección permanente. Este avión tiene vínculos con Winnipeg desde 1937 y con nuestro museo en particular. Nuestro museo estuvo ubicado anteriormente en el hangar TCA original, aquí en Winnipeg. El Lockheed Electra es una imagen perfecta de los primeros días de los viajes aéreos comerciales en Canadá. Estamos agradecidos con Air Canada por su apoyo permanente a nuestro museo y por confiarnos con esta pieza espectacular de la historia de la aviación».  Expresó señala Terry Slobodian, presidente y director ejecutivo del museo.

 

La historia del CF-TCC

CF-TCC fue uno de los tres aviones L-10A adquiridos por Trans-Canada Air Lines. El tipo de avión L-10A operó el vuelo inaugural de TCA, el 1 de septiembre de 1937; un viaje de 50 minutos desde Vancouver a Seattle con correo y dos pasajeros.

TCA había adquirido la ruta más dos aviones Lockheed L-10A de Canadian Airways. En ese mismo mes, TCA compró tres aviones Lockheed L-10A adicionales, completamente nuevos, de la fábrica de Lockheed por C$73,000.00, cada uno. Estos aviones fueron apodados las “Tres Hermanas” y llevaban los registros CF-TCA, CF-TCB y CF-TCC. El primer avión, CF-TCA, se encuentra ahora en el Museo Canadiense de la Aviación y el Espacio, en Ottawa. CF-TCC voló por última vez en 2018 y fue uno de los dos aviones Lockheed L-10A Electra restantes que aún vuelan en el mundo.

Después de ser operado por TCA de 1937 a 1939, CF‐TCC fue vendido al Departamento de Transporte de Canadá. Durante los siguientes 40 años, el avión se vendió varias veces a varias corporaciones privadas e individuos.

En 1962, TCA arrendó CF-TCC y seis de los pilotos originales de TCA operaron un vuelo conmemorativo a través de Canadá con motivo del 25 aniversario de TCA.

En 1975, un empleado jubilado de Air Canada reconoció las viejas marcas de registro descoloridas en el avión mientras asistía a una exhibición aérea en Texas. Air Canada realizó un seguimiento de la aeronave hasta 1983, momento en el que la aerolínea volvió a comprar la aeronave, la restauró y la voló durante las celebraciones del 50.º aniversario de Air Canada, en 1986. Al final de la gira canadiense Fifty Stop, CF‐TCC fue presentado en el pabellón de Air Canada durante la Expo 86 en Vancouver.

Desde 1986, la aeronave se ha mantenido en condiciones de vuelo. A lo largo de los años, los voluntarios y el apoyo de la comunidad de la aviación en general, incluido el mantenimiento y las operaciones de vuelo de Air Canada, han dedicado miles de horas de tiempo personal y otras contribuciones para que el CF‐TCC siga volando para que lo disfruten generaciones. Cuando no estaba volando, la aeronave tenía su base en el Museo de Aviación del Oeste de Canadá en Winnipeg, Manitoba, o se almacenaba en el hangar de Winnipeg de Air Canada.

El 21 de septiembre de 2007, recreó el primer vuelo de TCA de Vancouver a Seattle, marcando el 70 aniversario de Air Canada.

En 2012, como parte de las celebraciones del 75º aniversario de Air Canada, CF‐TCC realizó varios espectáculos aéreos y apariciones públicas, mostrando la herencia de Air Canada y la historia de la aviación comercial en Canadá.

En 2017, para conmemorar el 80º aniversario de la aerolínea, el Lockheed 10A de Air Canada se elevó a los cielos para realizar una gira a campo traviesa, que comenzó con una aparición pública en el Museo Real de Aviación de Winnipeg. En el camino, el avión hizo paradas en Vancouver, Calgary, Edmonton, Saskatoon, Regina, Winnipeg, Thunder Bay, Sudbury, Toronto, Ottawa, Halifax, Quebec City.

En 2022, con motivo del 85º aniversario de Air Canada, el Lockheed 10A de la aerolínea realizó su último viaje al Museo Real de Aviación del Oeste de Canadá en Winnipeg. El CF-TCC fue transportado al museo desde el hangar de Air Canada por los defensores y voluntarios de la aeronave durante mucho tiempo: el capitán retirado, Robert Giguere; el capitán retirado, Gerry Norberg; el ingeniero de mantenimiento de aeronaves retirado, George Huntington; y el ingeniero de mantenimiento de aeronaves de Air Canada, Mike Clarkson.


contacto@caminosdelaire.com