Después del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el Aeropuerto Internacional de Tulum

Publicado por Caminos del Aire en

Si bien el AIFA ha despertado para bien o mal el interés del país en general, existe otro proyecto bastante similar localizado al sureste del país del cuál no se tiene suficiente foco, ni información; dicho proyecto está orientado a la región de Tulum, Quintana Roo.

En el año 2020, la Presidencia de la República hizo público el interés de construir un aeropuerto internacional y base militar en Tulum para incrementar la oferta a la demanda turística que representa la zona, además de ser un complemento del megaproyecto Tren Maya.

En noviembre del año pasado, la SEDENA anunció que ya contaban con el terreno designado para dicho proyecto en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, los terrenos fueron adquiridos por medio de avalúos y acuerdos con los ejidatarios en diversas audiencias públicas.

El terreno tiene una superficie aproximada de 1,200 hectáreas y está contemplada la inauguración en 1 año y 9 meses. Cabe destacar que el diseño del aeropuerto se basa en un estilo arquitectónico similar al del AIFA, que consta de una base militar; el diseño y la construcción estarán a cargo de SEDENA, así como su administración, al momento en que se encuentre operativo. Dicha construcción deberá comenzar a finales de marzo de este año, una vez que el Felipe Ángeles quede inaugurado dado que será el mismo equipo de ingenieros quienes trabajarán en la obra.

Actualmente sólo existe la base aeronaval de Tulum perteneciente a la Marina Armada de México, pero con este proyecto se pretende establecer un centro de conexiones entre los aeropuertos civiles y las bases militares circundantes cómo la BAM No 5 de Cozumel.

El aeropuerto se presume contará con una pista de 3,500 metros de longitud y calles de rodaje con cemento asfáltico, aduanas, plataformas para carga, aviación militar, civil, general y una zona de helipuerto así cómo radioayudas para la navegación y certificación internacional.

Acorde a los documentos de la SEDENA, toda la construcción tendrá un costo de 1,124 millones de pesos y tiene prevista su inauguración a finales de 2023.

Con todo esto, ¿Qué podemos esperar hasta el momento? Como se mencionó antes, el proyecto no iniciará su construcción hasta que el AIFA se encuentre operativo, tomando en cuenta que la construcción del aeropuerto en Santa Lucía está en tiempo y forma, no dudamos que este nuevo proyecto en Tulum también sea concluido en el tiempo estimado.

En cuanto a turismo, Tulum es una de las zonas más atractivas para visitar por su gran oferta de Resorts y parques que se alejan de la zona norte de Quintana Roo, siendo esta última la de mayor concentración de turistas tanto locales como internacionales.

En estos últimos años, el gobierno ha prestado atención a su capacidad de crecimiento y desarrollo económico con el propósito de descentralizar las zonas más concurridas de Cancún, añadiendo un parque ecológico de 300 hectáreas llamado “El Jaguar”, aunado a la constante recuperación económica que llegó a niveles prepandemia el mes pasado y al interés de conglomerados privados para diversos proyectos cómo el circuito de Fórmula 1 y Gran Premio de la Riviera Maya por poner un ejemplo.

No cabe duda, es un destino atractivo para aerolíneas de toda índole, incluso destaca Emirates, promocionando el destino en su página web, mediante conexiones en su ruta Dubai – Barcelona – Ciudad de México, así como el constante interés del público internacional al destacar Tulum y la Riviera Maya en la FITUR 2022.

Sin embargo, el principal obstáculo que presenta cualquier proyecto aeronáutico en este momento es la degradación a Categoría 2 por parte de la FAA, siendo la mayoría del mercado rutas desde o hacia los Estados Unidos, así como la influencia de la FAA como órgano regulador por sobre la decisión de muchas aerolíneas occidentales, sumado a la falta de aerolíneas alimentadoras cómo lo fueron Aerocozumel o en estos últimos años MAYAir que serían de utilidad para la conectividad entre las zonas circundantes.

Hasta el momento no ha habido una pronunciación oficial por parte de alguna aerolínea nacional para operar en el aeropuerto, aunque muy probablemente las primeras en presentar interés sean las que operan bajo el sistema Low Cost.

Otra incógnita es la distribución del aeropuerto, ya que hasta el momento sólo se cuenta con “renders” proporcionados a medios, así como las generalidades ya mencionadas y un estudio de impacto ambiental efectuado por la SEMARNAT, más allá de las secciones 5,6 y 7 del tren Maya que ya se encuentran en construcción, tendremos que mantenernos a la expectativa para obtener más detalles y seguimiento, así como la postura de los órganos reguladores internacionales cómo la OACI e IATA.


contacto@caminosdelaire.com